Los que se pelean se desean

gati2

 

En uno de los primeros post del blog te contaba que nuestro Gati se quedó en su casa, y como vivimos la “presión” de nuestro entorno, sobre que iba a pasar con el peludín cuando naciera el Peque…

 

Una Mama Grinch ha tenido una idea genial, y es crear un carrusel para contar nuestras experiencias de animales con bebés, puedes leer todos los post aquí:

Después de dos añitos conviviendo el Gati y el Peque, se comportan como dos hermanitos que no pueden vivir separados pero tampoco juntos 😉 , el Peque es el travieso que incordia y el Gati el que se deja incordiar, pero si está mucho tiempo sin el Peque luego va a buscarle…

Si miras en Internet verás que se comentan un montón de ventajas de que los niños se críen con animales, entre ellas están:

  • Están más inmunizados a enfermedades y alergias.
  • Les ayuda a desarrollar su responsabilidad y cuidados, etc.
  • Aumenta la autoestima, son útiles y el peludín necesita de sus cuidados.
  • Aumenta su actividad física.
  • Disminuye el stress, hace que el niño sea menos agresivo.
  • Son niñxs más cariñosos.
  • Aprenden el sentido del “No”, esta le he leído hace poco.

Seguro que hay muchas más, no sé si todas ellas serán verdad o no, pero te cuento como es nuestro día a día con un Gati y un nene de dos años, para que saques tu las conclusiones 😉 .

BebesYAnimales2A los dos les gusta jugar juntos, problema que muchas veces cuando uno quiere el otro no… El Peque a veces le tira algún juguete para que salga corriendo, le deja dos o tres segundos jugando y luego se lo quita y lo vuelve a tirar… Como el Gati lleva otro ritmo a la tercera vez que se lo hace más o menos se cansa, deja de jugar y se tumba… Y hay veces que directamente no quiere jugar, esto le ayuda a saber lo que es el “No” y que siempre no puede salirse con la suya ;).

Se hacen un montón de caricias, el Gati según abrimos la puerta nos está esperando, y el Peque lo primero que hace al entrar es tirarse encima de él, para darle un abrazo y hay veces que algún beso… Cuando adoptamos al Gati nos contaron que podría pasar esto, que el niñx sea más cariñoso con el peludín que con los padres, por ejemplo a mí hay días que llego del trabajo y no me hace ni caso 😦 . Otra de las muestras que tiene el Gati es cuando el Peque se acerca y le pone la mano o la cabeza para que le chupe…

Se cuidan mutuamente, el Peque está pendiente de que no le falte comida, esto nos costó un poco ya que a todas horas quería llenar los comederos de pienso… Nos está sirviendo para enseñarle la diferencia entre mucho y poco, sabe que si se ve el fondo del comedero hay que llenarlo 😀 . El Gati también le cuida si llora por cualquier cosa (una rabieta, un golpe, etc.) va corriendo a restregarse para consolarlo :D.

Lo de que esté más inmunizado no lo podemos saber… La lógica dice que si, pero realmente con un Gati que no sale de casa pocas bacterias puede tener que no traigamos nosotros de fuera… Mi Peque a pasado por varias “itis” este invierno, pero también después de las vacaciones de navidad hubo una semana, en la guarde, que estuvieron casi todos los niñxs malitos salvo cinco entre ellos nuestro Peque…

 

Yo nunca había convivido con animales, bueno si con Peces y tortugas pero estos no interactuaban conmigo… Mami en cambio ha tenido varios perrillos. Cuando decidimos adoptar un gatito ya estábamos intentando tener un bebé, y no sabíamos que tal se llevarían pero si estábamos seguros que sería muy positivo para todos, nunca nos hemos arrepentido de esta decisión, y creemos que todo lo que está aportando al crecimiento de nuestro Peque es positivo, con lo que te he contado y tu experiencia ¿Tu que crees?

Nosotros continuamos con nuestra aventura de criar a un nene con la ayuda de un gatito…


Si te apetece puedes participar en este carrusel contando tu opinión y/o experiencia, si no tienes un blog para publicarla me la puedes enviar y lo hago yo aquí por ti, o seguro que cualquier bloguer@ estará encantad@ de hacerlo 😀 .

Anuncios

26 thoughts on “Los que se pelean se desean

  1. Ayy! yo tb quiero una mascota para mi hija, creo que en efecto les hace mucho bien. Además es hija única y le encantan los animales. Creo que el problema viene cuando algunas personas parece que aman más a sus mascotas que a sus hijos, o tienen perros entrenados para ser agresivos y no piensan en la seguridad de un bebé.
    Me encanta cómo aprenden a interactuar entre sí Gati y el Peque, juegan juntos y se acompañan, los animales, como los niños, son más inteligentes y perceptivos de lo que muchos creen.

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué envidia me das! Yo tenía dos gatitos (gati y gatu) antes de tener a mi peque. Se llegaron a conocer pero solo hasta que Bruno tuvo 2 meses por lo que no pudieron interactuar mucho… 😢😢 los gatitos a pesar de la fama que tienen son unos excelentes compañeros de juegos!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Nosotros tenemos gato y siempre que llegamos de la calle el viene a recibirnos y el Pequeño Cavernicola a espachurrarle con un abrazo, también le cae algún beso de vez en cuando.
    Además ahora se pasan muchos ratos los dos debajo de la mesa el peque en el suelo de rodillas y el gato encima de una silla jugando el uno con el otro 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Totalmente de acuerdo en que a veces le prestan más atención a la mascota que a su padre-madre. Pero bueno, no hay ponerse celoso.
    Yo estoy muy de acuerdo en que los animales crean unos vínculos con los seres humanos muy especiales (tengan la edad que tengan, sean niños o seamos adultos). En casa hay dos perras, un acuario y un canario. Vamos que estamos surtidos! Pero gato, no tenemos 😦

    Le gusta a 1 persona

  5. […] Volviendo al estado de nuestra mesa del salón, al final nuestro Gati lo único que hace es marcar su territorio, y empezó sobre todo cuando Mami estuvo tres días fuera de casa y yo iba a limpiar el arenero y llenar el comedero de pienso estaba un poco más duchándome y enseguida me iba… Y cuando vuelve Mami a casa ya no somos dos, hemos traído una cosa pequeñita que no para de llorar… Menudo susto se llevó el pobre😦 justo cuando empezaba a adaptarse a su hogar… Aparece un nuevo miembro. Un poco de pelusilla si tuvo, pero creo que más por miedo a lo desconocido y a una cosa que se movía y no dejábamos que se acercase mucho… Ahora no puede estar el uno sin el otro, como ya te conté en los que se pelean se desean. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s