No te preocupes… ¡Yo como con las manos!

Muchas veces no nos paramos a pensar como de distinto puedes ser el mundo para nuestr@s peques…

Uno de los primeros recuerdos que tengo (creo que tendría la edad de mi hijo ahora 3-4 años) es que estaban hablando mi madre y una amiga que nos invitaba a su boda, en esa época no existía los menús infantiles en esos eventos y pillabas a los niños un menú de adulto o comía del de sus padres (que con mi edad era lo habitual), pero esto lo descubrí después de lo que te voy a contar.

Al menú se llamaba cubierto, para mi un cubierto era un tenedor y una cuchara porque los cuchillos no los podía utilizar 😉 . Pues imagínate lo que podía pasar por mi cabeza escuchando esa conversación (yo tengo algún recuerdo de ello)…

– Le ponemos cubierto

– No hace falta

– Que sí, como no se lo vamos a poner al pobre

– Es que es pequeño y va a comer poco

– No pasa nada que coma lo que quiera

Para mi esto se me hizo eterno escuchando a mi madre y a su amiga, como podía ser tan complicado el tema de que me pusieran un tenedor y/o una cuchara!!! Me parecía que lo estaban pasando mal y de verdad no lo entendía, me parecía un tema tan tonto… Lo intenté, pero no era capaz de entender porque tanto dilema para un cubierto… Yo tenía la solución me lo llevo de casa o como con las manos… Frase que solté “No te preocupes si yo como con las manos“… La gracia que les hizo fue monumental pero a mi no tanto… Las dos se empezaron a reír y yo allí sin entender porque era tan divertido, si les había dado la solución para que dejasen de “discutir”… En ese momento es cuando me explicaron que a la comida de las bodas se llamaba cubierto… Yo recuerdo que lo pasé mal en esa situación, si me lo hubiesen explicado me habrían evitado ese mal trago, aunque gracioso para los adultos, porque claro como cualquier mamá cuando su hijo tiene alguna ocurrencia que considera graciosa, no puede callarse y tiene que ir contándolo a todo el mundo… Cosa que a mi como nene no me hacía nada de gracia y lo volvía a pasar mal 😦 cada vez que lo contaba.

Lo bueno es que la memoria de mi madre no era muy buena y al final esta anécdota sólo la recuerdo yo 😉 .

Cómo decía al principio, nuestro mundo puede ser muy distinto al de nuestr@s peques y vivimos a un ritmo diferente, nos cuesta ponernos en su lugar, en sus miedos, y lo peor… Podemos contar cosas que nos parecen graciosas pero a ellos no tanto y sienten que se les pone en ridículo.

 

Según crece mi nene, la aventura cada vez es más emocionante 😉 …

Anuncios

4 respuestas a “No te preocupes… ¡Yo como con las manos!

  1. ¿ Sabes? los niños son muy simples, diste la solución mas sencilla y natural,somos los adultos los que siempre complicamos todo,deberíamos aprender de ellos, nos enseñan a solucionar cosas rapidamente, a entender sin ser retorcidos, escuchan y contestan sin buscar dobleces, tantas y tantas cosas…que a mi a veces me da miedo charlar con ellos, porque ante su lógica me suelo quedar sin palabras y lo peor es que tengo que tener en cuenta siempre que no hablo con un adulto, sino con un niño.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.