El tiempo no lo cura

Hoy a las 0:05 nacía hace 8 años mi primer hijo… Debería haber sido un momento alegre, pero no fue así 😞… Horas antes nos informaron que su corazón se había parado y en ese momento el mío se partió en pedazos 💔.

Hay momentos de los que viví en el hospital que estoy intentando olvidar, porque como te puedes imaginar no fueron nada agradables. Hoy he estado recordando como comenzó el peor día de mi vida y he intentado pensar en la persona que nos tuvo que dar la mala noticia… Me pregunto si lo pasó mal o por el contrario, estaba tan acostumbrada a estas cosas que no la afectaba nada, porque en su trabajo tienen que dar estas noticias, yo no sé como viviría situaciones así si estuviese en su lugar.

Después de estos 8 años creo que hay muchas cosas que se podrían mejorar bastante y espero que lo hayan hecho… Por ejemplo cuando una mamá llega a urgencias acompañada, debería pasar con otra persona porque en nuestro caso le dieron a mi mujer (sola) la mala noticia y luego nos hicieron pasar a los familiares para verla llorando y escuchar la frase que ya le habían dicho a ella «no hay latido», en ese momento no sabía como reaccionar no me creía lo que me habían dicho, tenían que estar equivocadas… Hay comenzó el peor día de mi vida. Pero el pasar acompañadas, en este año tan raro que estamos viviendo con la pandemia supongo que no es posible, he pensado tanto en esas mamás y esos papás que han tenido que vivir el embarazo y nacimiento de sus bebés con todas las restricciones… No me quiero ni imaginar como ha tenido que ser para los que han tenido que sufrir la marcha antes de tiempo de sus bebés, porque si ya es duro, con las restricciones de los hospitales tiene que ser un infierno mucho mayor.

Volviendo al título de esta entrada, hay frases que las mamás y los papás en duelo tras la marcha de nuestros bebés tenemos que escuchar de la gente que intenta consolarnos, las personas que han vivido algo así saben que son frases que la gente se debería callar, estaba la de «El tiempo lo curará«. Ahora mismo me encantaría que todas las personas que me la dijeron supieran que esa frase en ese momento no nos consoló nada y ahora después de 8 años creo que puedo afirmar que no es cierta. Por mucho que pase el tiempo ya sé que seguirá doliendo igual (aunque me he acostumbrado a ese dolor) y el tiempo no lo va a curar 😭.

Hay cicatrices físicas, de heridas grandes por accidentes o incluso de algunas operaciones, que por mucho que pase el tiempo nunca desaparecen… Puede que la herida esté curada pero quedará la marca para siempre de lo que pasó.

La herida más grande que he sufrido fue ese 3 de abril cuando me informaron que el corazón de mi hijo ya no latía, en ese momento el mío se partió en pedazos y uno de ellos se fue con mi hijo a donde quiera que se marchase. ¿Cómo se va a curar un corazón roto? Aunque lo hiciese, la cicatriz sería tan grande que se volvería a abrir continuamente en las fechas señaladas por ejemplo en su cumpleaños, en las navidades cuando te juntas con la familia, en cumpleaños de los hijos de otras personas que cumplen la misma edad que tendría mi hijo… Hay muchos momentos que hacen que esta perdida siga doliendo tanto…

Mi corazón roto no se puede curar con una tirita, no se puede coser y no se puede pegar, pero aunque fuera posible… Estaría incompleto porque hay un trozo que se marchó hace ya 8 años. Felicidades a mi estrellita del cielo.

16 semanas de permiso de paternidad #12meses12post

Los @papasblogueros este año nos van a ir proponiendo temas para escribir todos los meses. Comenzamos el año con algo que hace unas semanas generó bastante movimiento en las redes las 16 semanas de permiso de paternidad.

En los últimos años estos permisos han ido aumentando, tengo familia que hace unos 20 años disfrutaron sólo de 2 días de permiso por el nacimiento de sus criaturas… Y alguno casi ni eso, porque si el nacimiento era un viernes y no trabajaban los fines de semana, esos dos días eran sábado y domingo… Y el lunes a trabajar, como si no hubiese ocurrido nada… Si a mi me costó separarme de mi familia después de algunas semanas no me quiero ni imaginar lo que sería realizarlo a los dos días, cuando todavía la mamá se está recuperando físicamente 😦 .

No quiero entrar en si esta es la mejor opción, y si tendrían que haber aumentado los permisos de maternidad para al menos cubrir la lactancia materna, yo me voy a centrar en el tema laboral.

Hace tiempo me comentó una mamá, encargada de la contratación en su empresa que no contrataba a mujeres en edad de ser madres porque las posibles «bajas» por maternidad la «rompían» toda la organización de su empresa… Una mamá que no daba la oportunidad a otras futuras madres de trabajar, sin empatizar con ellas… Pero esto con otras palabras similares lo he escuchado de más mamás que tienen sus propias empresas, y en los procesos de selección casi no entrevistan a mujeres porque si se quedan embarazadas van a estar sin trabajar unos meses… Y encima (según me argumentaban) si contratan a alguien para cubrir ese permiso, cuando empieza a ser «productivo» es cuando se incorpora la mamá nuevamente. No me quiero ni imaginar cuanta gente piensa así de que no quieren contratar a mujeres porque puede que en algún momento quieran ser madres y estarán unos meses de permisos de maternidad, si esto ocurre a madres que saben como está el mercado laboral y que se pone zancadillas a las mujeres 😦 .

Al igualar los permisos, puede que esta gente ya no piense tanto si es una mujer y que en algún momento quiera ser mamá, ya que ahora tanto si eres mujer como hombre y decides convertirte en padre/madre disfrutarás del mismo tiempo de permiso (si fuesen transferibles ya sería otra historia). Pero ahora toca igualar otra cosa… ¿Quién dirá en su trabajo «mañana tengo que entrar más tarde o salir antes porque tengo que llevar al bebé al médico«? ¿Quién llamará un día al trabajo para decir «hoy no puedo ir que tengo a mi criatura mala y tengo que cuidarla«? Si estas cosas las siguen haciendo las mamás, igualar los permisos de maternidad y paternidad para el tema laboral no habrá servido de nada… Aunque seguro que todavía hay padres que lo ven como unas «vacaciones» largas, tenemos que seguir avanzando en todo eso de la corresponsabilidad.

Veremos como siguen avanzando estas aventuras…


Aquí podrás ver más entradas de otros papásblogueros:

https://fresh.inlinkz.com/party/974083051bc244beb03738e632dba3bc

¿Cuándo te sentiste padre?

Si esta pregunta la haces en un grupo de padres seguro que obtienes un montón de respuestas…

  • Cuando vi las dos rallitas
  • Cuando sentí la primera patada
  • Cuando le compré su primera ropita, peluche, etc.
  • Cuando le tuve en brazos

Cada persona se siente padre en un momento distinto, y algunos (como me ocurrió a mi) esta sensación la tienen más de una vez… No porque la paternidad te descubra en cada momento que es ser padre, es porque te borran ese «título».

Sigue leyendo

6 años de duelo y sigue doliendo igual

El 4 de abril del 2013 a las 00:05 nació mi primer hijo, para cualquier padre debería ser el momento más feliz de su vida… Pero para mi no fue así 😦 , horas antes nos dijeron «no hay latido»… Esa tres palabras que parece que es un protocolo, es lo más duro que puedes escuchar en tu vida… Tras esa frase tuve que vivir los días más duros de mi existencia 😦 . Sigue leyendo

Casi nueve meses dentro y ya nueve meses fuera

Bebé en brazos de papáCasi nueve meses dentro llenos de ilusión, esperanzas y miedo, mucho miedo, miedo a que algo no saliese bien, miedo que no quería que me paralizase… Nueve meses deseando poder verla, cogerla y besarla…

Y hoy hace nueve meses de ese día, el día que la vi por primera vez, el día que todo salió bien y volví a ser papá, esta vez de una nena, a la que quiero con locura.

Ese día fue otro de los más felices de mi vida… Ese día pensaba que como llevaba cuatro años criando de un peque, ahora no sería tan difícil, pero… Me equivoqué, es volver a ser primerizo, primerizo en tener que criar a dos criaturas, del mismo padre y la misma madre, pero dos personitas tan distintas 😉 .

Estos nueve meses han pasado volando (si, todo el mundo lo dice, pero han pasado mucho más rápido de lo esperado) casi no me he enterado, y ya tengo una bebé grandota  que dice papapapapapapapa y a mi se me cae la baba 🙂 …

… Se me cae la baba cuando llego a casa y me sonríe, tras el beso y el abrazo previo de su hermano 🙂 .

… Se me cae la baba cuando se pone nerviosa al ver al gatito y este se le acerca para que le acaricie 🙂 .

… Se me cae la baba cuando se ríe a carcajadas con las cosas que hace su hermano 🙂 .

… Se me cae la baba cuando está sentada y se tira hacia su hermano para darle un abrazo 🙂 .

… Se me cae la baba cuando mi nene cuida de su hermana 🙂 .

… Se me cae la baba cuando su hermano la habla como una personita y la explica las cosas 🙂 .

…. Se me cae la baba cuando la baño y veo ya lo grande que es y la gusta jugar 🙂 .

… Se me cae la baba cuando por las noches la doy su biberón y la miro tan tranquila 🙂 .

… Se me cae la baba cuando cuando se lo ha tomado, lo dejo, y  me abraza para que la meza 🙂 .

… Se me cae la baba cuando la veo dormir 🙂 .

Se me cae la baba por tantas cosas, pero también hay complicaciones 😉 los llantos, los berrinches, la falta de tiempo y necesidad de poder partirse por la mitad para atender a los dos al mismo tiempo… Todo es más complicado que cuando sólo tenía a uno, pero no me arrepiento… Mis peques son lo mejor que me ha pasado en la vida 🙂 , tengo menos paciencia que antes e intento cambiarlo, y estos momentos en los que… Se me cae la baba… Me ayudan a ello 😉 .

La nueva aventura ya ha comenzado… ahora son dos… y todo parece algo más complicado 😉

 

Cuando te vuelvo a ver, me haces sentir mal

Hoy 15 de octubre, es el día internacional de la muerte gestacional y perinatal, un día muy duro cuando has pedido a un ser querido, a tu bebé… A un bebé que amabas desde que te enteras que está dentro de su madre.

Hoy me voy a dirigir a un «profesional» que nos ha atendido durante los tres embarazos de mis hij@s. Sigue leyendo

Mi hijo no es un arcoíris

Si sabes lo que es un bebé arcoíris supongo que has sufrido alguna pérdida o conoces a alguien que la ha tenido… Perder a un bebé, es algo que nadie debería vivir, es lo más duro que me ha pasado en mi vida. Durante las últimas semanas, he publicado varias entradas hablando de las fases del duelo. Sigue leyendo

Feliz o infeliz día del Padre ¿qué es para ti?

Hoy te voy a contar algo que no es muy alegre, se que en  unos minutos es el día del Padre en España… Y habrá un montón de post sobre lo buenos que somos los papás, que no hay que ser sólo papá un día al año, agradeceremos a nuestros padres los buenos que han sido, etc. Pero hay otras situaciones, que son tristes 😦 … Hoy voy a contar algo de lo que se habla poco, pero también conozco casos que tampoco es que sea un día muy feliz…

Llevo unas semanas publicando sobre el duelo y como lo viví yo tras la perdida de nuestro primer bebé… Te voy a hacer una pregunta ¿te has planteado alguna vez como vive el día del padre, un papá que su hijo se fue antes de tiempo? Yo por desgracia si lo he vivido 😦 .

Según la fecha prevista del parto me convertiría en papá más o menos en San Isidro del 2013, y el bebé que estaba en la tripita en el día del padre de ese año, me hizo varios regalos 🙂 : una foto suya, una nota y un frasco de colonia (que como se puede ver en la foto sigo conservando casi vacío).

Recuerdo ese día del padre super ilusionado, ¡ERA PAPÁ! aunque mi nene no había nacido… Ya existía y estaba dentro de mi mujer, fruto de nuestro amor 🙂 . Pero a finales de abril mi hijo se marchó 😦 … No pude conocerle y yo ya había celebrado el día del padre… Porque era padre, ¡me sentía papá!

Al siguiente año, había otro bebé en camino y para mi había pasado tan poco tiempo… Estaba todavía viviendo mi duelo… Y llegó otro día del padre, mi segundo día del padre… Este ya no lo quise celebrar, todavía tenía tanto dolor dentro, tanta tristeza y sobre todo, había tanto miedo de que se repitiese…  Que no podía celebrar nada 😦 , yo ya había sido papá pero realmente es como si no lo fuera, no pude registrar a mi primer hijo 😦 y ahora mismo sólo está en nuestro recuerdo 😦 , en el registro civil no me dejaron dejar constancia (por llamarlo de alguna manera) y en el hospital no sé si habrá algún papel o algo que pudiese demostrar que existió 😦  .

Últimamente me he propuesto visibilizar las perdidas gestacionales y perinatales, con un objetivo… Si alguien tiene la mala suerte de vivir esto… Vea que aunque se hable poco, pasa…  Y espero que si llega a leer mi experiencia le pueda ayudar algo, aunque sé que son momentos bastantes duros… Pero también quiero que ayude a las personas que tienen a alguien cercano que está pasando por esto, que sepa que por mucho que intente empatizar, en las primeras fases del duelo,  por lo menos a mi me pasaba… No quería el apoyo de nadie, porque me sentía incomprendido, pensaba que «no tienes ni idea de lo que se siente».

Para finalizar, quiero dar un poco de esperanza… El siguiente día del padre ya fue más feliz porque mi segundo hijo nació, todo salió genial y está con nosotros 😀 , pero en estos días todavía recuerdo a mi primer bebé (y escribiendo todavía más, y hay momentos de tristeza), ya han sido tres celebraciones recordando a mi primer bebé, que pienso que desde el cielo está viendo como crece su hermano 🙂 …

Este año va a ser muy especial porque ya soy papá de tres… Uno se fue antes de tiempo, otro está con nosotros y una nena está dentro de la tripita de su mami 😀 .

 

Un abrazo enorme a todos esos papás, que vivieron la marcha de un bebé (o varios) antes de tiempo…

Duelo V: Etapa de Aceptación/Continuar

Esta etapa es la que me resulta más difícil de explicar, sobre todo porque no estoy seguro si ya he llegado a ella o todavía estoy en la anterior.

Supuestamente es cuando ya lo has aceptado, pero yo lo hice en las fases anteriores, es cuando aprendes a vivir sin esa persona (porque no te queda más remedio y en mi caso tengo el problema, que mis recuerdos sólo son de cuando estaba en la tripita, no le puedo poner cara 😦 ).

Como es la última, dicen que es en la que ya no estás tan triste y podrás volver a llevar una vida «normal»… Pero como he dicho yo no sé si la estoy viviendo. Yo tengo esa herida que no deseo a nadie y me hizo polvo, me marco tanto, que nunca seré el mismo de antes. Esa herida está curada, pero tengo una enorme cicatriz que todo los días me recuerda, que tengo una estrellita en el cielo ¡mi primer bebé!

Pasados 5 meses de la perdida, yo necesitaba algo… Me había estado preparando para cuidar a un bebé que ya no estaba… Tenía un gran vacío… Como te conté en la etapa anterior, después de hablar mucho mi pareja y yo decidimos que íbamos a adoptar un gatito, y justo el día antes de ir a la protectora nos enteramos que había otro bebé en la tripita de mi mujer 😀 …

Para mi ese segundo embarazo fue bastante duro, tenía tanto miedo… Sólo habían pasado cinco meses, y no fui capaz de disfrutar como en el primero 😦 … Pero eso será otro post.

Pasan los años y el día que perdí a mi bebé y al día siguiente (que es cuando nació) enciendo una vela, me acuerdo mucho más de él que todos los demás días del año… En el escritorio del ordenador del trabajo tengo una imagen con el número de velas que va cumpliendo mi primer hijo… Al principio era cada mes 😦 .

He escuchado tanto que el tiempo cura todo… Pero sé que no es verdad, mi fuerza es mi mujer, mi segundo hijo y mi recuerdo a ese primer bebé que tanto amé y se fue antes de tiempo.

Pero cuando he podido empezar a escribir de ello, fue poco después de ver un vídeo de Pablo (FamilyMan Vlog):

https://www.youtube.com/watch?v=96bRQv5VgJ4

– Agradecer a Pablo este video y su permiso para compartirlo –

Me di cuenta de que me venía bien hablar de ello y podía ayudar a más gente, a mi mujer no le gusta recordar y no le gusta hablar de lo que nos pasó… Yo empecé a buscar por las redes y contacté con grupos que habían pasado por cosas similares y vi que lo que sentía era normal, poco a poco ese apoyo me está haciendo llevar esta perdida de forma más llevadera…

 

En este momento el camino no parece tan duro….

 

(Si has sufrido una perdida cercana, y necesitas que te escuchen, un hombro para llorar, y no encuentras a nadie… Yo te dejo el mio. ¡Un abrazo enorme!)

Duelo IV: Etapa de Dolor/Depresión

Todas las fases son realmente duras, pero en mi caso puedo decir que ésta un poco más… Más que por los sentimientos, fue por su duración ya que las fases anteriores, fueron más o menos rápidas y se pisaban unas con otras.

Esta fase cuando comenzó, vino con la idea de quedarse… En esta fase ya asimilé lo que había pasado, que no había ninguna solución y debería aprender a vivir con esa pérdida (tan dolorosa) toda mi vida… Ya no me preguntaba porqué a mi, ni me lamentaba de mi mala suerte, no pensaba si alguna cosa podría haberlo evitado… Ya daba igual, mi nene nunca estaría conmigo 😦 .

Mi vida se convirtió en una rutina… Las cosas las hacía por instinto, sin ganas, seguía llorando mucho y no me apetecía hablar con nadie, sólo con mi mujer que era la única persona que realmente me podía entender. Dicen que no hay cosa más dura que perder a un hijo 😦 , las personas están preparadas en mayor o menor medida a despedirse de sus mayores (abuelos, padres, tíos, etc.), pero nunca pensamos que nos tendremos que despedir de un hijo, y en mi caso no tuve ni el valor de verle…

En esta fase nos tuvimos que enfrentar a «deshacer» muchas cosas que no recordábamos… Anular suscripciones de revistas de bebé (cada vez que veía una en el buzón era como si me diesen un golpe muy doloroso), darme de baja de páginas de seguimiento del embarazo (cada semana recibía un mail con la edad que tendría mi bebé), y aunque guardamos todo para no ver nada… De vez en cuando encontrábamos algo (un chupete, un babero, etc.) que nos volvía a abrir la herida 😦 .

Me costaba dormir, casi no descansaba, tuve que empezar a tomar pastillas y ni con eso 😦 , me despertaba por las noches con pesadillas, recordando todo… Alguna vez soñaba que estaba con mi nene para luego despertar y volver a la realidad 😦 … A esa realidad de que físicamente nunca estaría con nosotros.

Nos habíamos preparado durante unos meses para cuidar de nuestro bebé y la vida nos dio una gran patada no permitiéndonos que fuera así… En esta fase necesitaba cuidar de alguien (a parte de mi mujer),  no sé como explicarlo, es bastante complicado… Pero después de mucho pensarlo y saber que iba a ser una decisión de la que luego no nos podríamos arrepentir adoptamos a un gatito, y en nuestro caso nos ayudó un montón 🙂 , nos hacía mucha compañía y necesitaba de nuestros cuidados…

(Comentar que el tema de adoptar un animalillo, fue une decisión difícil… Porque sabíamos que una vez que llegase ya no podríamos arrepentirnos de tenerle en casa, le estábamos dando un hogar y no se lo podríamos quitar).

 

En esta fase cada vez estaba más seguro, que este camino ya iba a ser así de duro para siempre…