Tengo miedo a… #ElTemaDeLaSemana

Una semana más participo en #ElTemaDeLaSemana de los @papasblogueros, esta vez el tema propuesto me parece muy interesante Tengo miedo a...

Al contrario de la semana pasada, que me costó bastante pensar en un recuerdo que me ayudara a salir adelante, este tema me resulta muy fácil… ¿Te acuerdas del cuento de Juan sin miedo? Pues yo no me llamo Juan, y si tengo miedo a muchas cosas… Sigue leyendo

Tu no mami

TuNoMami

Si naciste antes de los 90, puede que recuerdes la serie Dinosaurios (más información – Wikipedia), en la que se mostraba la vida de una familia de dinosaurios los Sinclair.

En esta serie el Bebé dinosaurio “quería” tanto a su padre que en vez de decir “papá” decía “tu no mami” que encima solía acompañar con algún golpe. ¿Te acuerdas de la serie? ¿Te hacía gracia? A mi me divertía bastante ver como el Peque Sinclair decía el “tu no mami”… Ahora que soy papá no me haría tanta gracia ver de nuevo la serie 😦 .

Sigue leyendo

Su chupete, su cama y su pañal son suyos y hace lo que quiere

Chupete

 

Hace poco ha sido el día del Padre y vi en la Web un montón de regalos para los Papis, pero había uno que me llamó/gustó bastante: los chupetes personalizados. Ese regalo sabía que a mi no me tocaría 😦 … El chupete se fue hace mucho de nuestras vidas.

 

Lo que leíamos sobre las enseñanzas alternativas de que cada niño es distinto y hay que adaptarse a sus ritmos sin imponer nada, por el momento con el Peque se está cumpliendo. Sigue leyendo

¿Te han presentado a las rabietas?

Si nos las conoces todavía no te preocupes, tampoco te pierdes nada 😉 son como esa visita “pesada” que al poco de ser papa/mama tienen que ir a verte al hospital  o a casa a última hora de la tarde cuando el papá está cansado de dormir poco y la mamá más cansada (ella es quien tenía dentro al bebe…), su cuerpo tiene que volver a su sitio y es la que tiene que darle de comer entre otras cosas.

Pues eso las rabietas son muy parecidas, todo el mundo te ha hablado de ellas como de las visitas inoportunas, tu crees que estás preparado o incluso que a ti no te visitarán… Pues no es así siempre llegan y no es como te lo habían contado. Sigue leyendo

El Peque se está emancipando

Tenía a medias un post sobre el colecho, que no es este ya que hace poco todo ha cambiado…

Hace unas semanas publiqué el resultado de una pregunta que hizo Mami (¿brazos si o brazos no?), hace casi dos años, en una red social en las que incluía las respuestas de nuestros amigos. En ese momento el nene todavía dormía en nuestra habitación en su cuna junto a nuestra cama, aunque muchos días terminaba con nosotros :). Sigue leyendo

¿Frasco de la qué? ¿de la calma?

Hace unos meses leí algo que parecía maravilloso “EL FRASCO DE LA CALMA” :o, me quedé sorprendido con el nombre y lo que parecía ser algo milagroso, por eso comencé a bucear más por la red para seguir averiguando más cosas sobre este mágico objeto.

El frasco de la calma es una idea de María Montessori para el control de las rabietas, como a Mami y a mi nos gusta mucho esta metodología decidí fabricar nuestro “Frasco de la calma”, también porque el Peque lleva unos meses que las descubrió y empieza a ser habitual el buaaa!!!! Sigue leyendo

¿Brazos si o brazos no?

Antes de convertirme en Papa bicho raro, mi opinión con el tema de la forma de criar a un niño… era muy distinta. Cuando el Peque tenía 43 días, a Mami se le ocurrió lanzar esta pregunta en una red social…

Mami: Peque se queda dormido en mis brazos, le dejo en la cuna y berrea, le vuelvo a coger y se duerme, le vuelvo a dejar en la cuna y berrea y así sucesivamente. Le estoy mal acostumbrando??? Jejeje… Ánimo gente, se abre el debate, brazos sí o brazos no???

Las respuestas fueron las siguientes, he cambiado los nombres de las personas que comentaron y usado XXX cuando hacían referencia a sus nen@s pero he dejado todas las erratas :). Sigue leyendo

Sus primeros pasitos…

Cada vez que alguien nos preguntaba por la edad del peque desde los 12 meses todo el mundo daba por hecho que ya tenía que andar… En los grupos en los que nos movemos de talleres, juego libre, la guarde, etc. Era distinto, nadie daba importancia que con 12, 13, 14, 15, 16, 17 y 18 meses nuestro peque no quisiera andar… Pero en otros ambientes, la cosa cambiaba ¡todavía no anda! ¡que vago es! Entre otras contestaciones que a papi y mami nos dolían L.

Sigue leyendo