¿Me dejas tu coche?

Recientemente he tenido una avería en el coche 😦 y para ir al trabajo casi me resulta indispensable, ya que en coche tardo entre veinte a treinta minutos y en transporte público entre una hora y media a dos horas… Aunque encontré un taller donde me lo iban a reparar bastante rápido, de dos a tres días, yo necesitaba un coche para ir a trabajar. Y pensé que no sería nada difícil conseguirlo, peeeeeero me equivoqué.

Se me ocurrió ir a un parque con mi nene y allí me fui acercando a las madres y padres que estaban… Les iba preguntando “¿Me dejas tu coche?” tod@s ponían cara de sorpresa y me decían “¡¡¡No!!!“, yo no lo entendía y entonces les replicaba “¡Pero hay que compartir! ¿Me dejas tu coche?” y me empezaban a mirar con cara más rara, yo volvía a insistir “Venga se buen@ déjame tu coche, que lo necesito y yo luego te dejo el mío“, al final se cansaban de aguantarme y se iban…

Yo pensaba que conseguir un coche iba a ser facilísimo, porque no paro de escuchar en los parques a los papás y mamás decir a sus criaturas “Hay que compartir“, “tu lo tienes siempre“, “déjaselo un ratito“, etc. Pero todo cambia cuando usas el mismo argumento, para que esos mismos progenitores dejen un bien tan preciado como su coche a casi un desconocido 😉 .

Nunca me ha gustado insistir a mi nene que comparta, porque siempre me venía a la cabeza una situación similar a esta 😉 , según ha ido creciendo mi nene va compartiendo, fue algo que trabajaron mucho en la guarde… Si algún nen@ intentaba quitar un juguete ofrecían rápidamente otro (porque hay muchos) para que no se peguen 😉 .

Nosotros cuando vamos al parque solemos llevar varias palas, rastrillos, etc. Ya que cuando íbamos much@s niñ@s iban sin nada y querían jugar con los juguetes de mi nene, lo que ocasionaba que mi peque se cansase y al poco se quería ir a casa. No le apetecía luchar por poder jugar con sus valiosos juguetes… Yo tampoco le insistía si el estaba jugando con su pala y alguien quería jugar con ella, pues es normal que no le apetezca dejarla ¿a que te parece lógico?…. ¿has respondido que no?… ¿Me dejas tu coche 😉 ?

Otro tema es cuando los papás y mamás tampoco dejamos nuestros juguetes a nuestr@s peques 😉 , a mi nene le encantan los cuentos y cuando coge algún libro nuestro (bueno de su mami, que yo tengo pocos 😉 ) nos tenemos que morder la lengua para no decirle nada porque si no se lo dejamos… Yo luego no tendré el valor de decir que el me deje sus juguetes y menos que se los deje a alguien que no conoce nada.

 

 

Seguimos aprendiendo cosas juntos en esta aventura…

Anuncios

La seguridad de nuestros bebés, también en el coche

Hay un momento durante el crecimiento de nuestro bebé que creo que todos los papás y mamás pasamos por el… Es cuando deseamos que empiece a andar, este momento suele ocurrir cuando el niñ@ ya se mantiene sentado, pero no le gusta estar sólo y no puede ir a donde tu estas por sus propios medios ¿has vivido esta etapa? ¿todavía te queda o se la ha saltado? Como cada niñ@ es un mundo supongo que esta fase no la vivirán todos…

Cuando un niñ@ es capaz de desplazarse andando, a gatas o de cualquier otra forma (he visto niñ@s desplazándose de formas bastante curiosas) por toda la casa, comienza una fase de peligro para ellos. Por esto los papás y mamás comenzamos a cambiar la casa y a adaptarla, a la nueva fase de descubrimiento de nuestros bebés.

En nuestro caso tampoco tuvimos que adaptar mucho la casa, la cocina que es la parte donde más peligro puede existir, siempre está cerrada para que nuestro Gati no entre y líe alguna… Y el resto de la casa ya más o menos estaba adaptada, pero si realizamos algunos cambios:

  • Poner protectores en todos los enchufes.
  • Poner protectores en las esquinas de las mesas.
  • Mover objetos accesibles al Peque de cristal, cerámica o cualquier otro material que se pueda romper y con los trozos se pueda cortar.

Supongo que si tu hijo ya anda habrás pasado por esta fase, ¿has utilizado estas cosas u otras en tu casa?

Al igual que queremos que nuestr@ hij@ esté segur@ en nuestra casa y la adaptamos para ello, tenemos que hacer lo mismo en otras partes, por ejemplo en nuestro coche…

Como hay un gran desconocimiento en nuestro país, sobre los sistemas de seguridad infantil en el coche (yo tengo la sensación de  que es más importante, para las grandes marcas, las ventas que la seguridad de nuestro peques…)  Una Mamá de Otro PlanetaA Contramarcha y A Contramarcha salva vidas lanzaron ayer una campaña #NiUnPequeMasEnPeligro a la que he decidido unirme, aunque sea un día más tarde…

Hace unas semanas estuvimos en una charla sobre la importancia de ir #acontramarcha. Nos contaron entre otras cosas, datos que demuestran que es la forma más segura de viajar, los falsos mitos que se escuchan sobre viajar de esta forma como que se marean, que no les caben las piernas, que no pueden ver y se aburren, etc. Que puedes leer en la página de acontramarcha.com pinchando aquí.

Una de las cosas que me ha sorprendido desde que nació el Peque, es que todavía veo un gran número de personas, que no son conscientes del peligro de no llevar un buen sistema de retención infantil en el coche. Parece que estos sistemas se ven como “quita multas”, como el cinturón de seguridad (aunque era pequeño) recuerdo que cuando empezó a ser obligatorio, la gente se lo ponía por encima sin abrocharle… Pues parece que pasa algo similar con estos sistemas infantiles. He oído comentarios del tipo “sino pasa nada, voy despacio”, “es un trayecto muy corto”, “le sujetas bien y ya está”, “antes no había estas cosas”, etc.

 

No quiero entrar, pero no entiendo porque se homologan en nuestro país sillitas para el coche, que no  conseguirían en otros paises esa homologación… Con la seguridad de mi hijo no juego, ni quiero que jueguen con ella.