No te preocupes… ¡Yo como con las manos!

Muchas veces no nos paramos a pensar como de distinto puedes ser el mundo para nuestr@s peques…

Uno de los primeros recuerdos que tengo (creo que tendría la edad de mi hijo ahora 3-4 años) es que estaban hablando mi madre y una amiga que nos invitaba a su boda, en esa época no existía los menús infantiles en esos eventos y pillabas a los niños un menú de adulto o comía del de sus padres (que con mi edad era lo habitual), pero esto lo descubrí después de lo que te voy a contar.

Al menú se llamaba cubierto, para mi un cubierto era un tenedor y una cuchara porque los cuchillos no los podía utilizar 😉 . Pues imagínate lo que podía pasar por mi cabeza escuchando esa conversación (yo tengo algún recuerdo de ello)…

– Le ponemos cubierto

– No hace falta

– Que sí, como no se lo vamos a poner al pobre

– Es que es pequeño y va a comer poco

– No pasa nada que coma lo que quiera

Para mi esto se me hizo eterno escuchando a mi madre y a su amiga, como podía ser tan complicado el tema de que me pusieran un tenedor y/o una cuchara!!! Me parecía que lo estaban pasando mal y de verdad no lo entendía, me parecía un tema tan tonto… Lo intenté, pero no era capaz de entender porque tanto dilema para un cubierto… Yo tenía la solución me lo llevo de casa o como con las manos… Frase que solté «No te preocupes si yo como con las manos«… La gracia que les hizo fue monumental pero a mi no tanto… Las dos se empezaron a reír y yo allí sin entender porque era tan divertido, si les había dado la solución para que dejasen de «discutir»… En ese momento es cuando me explicaron que a la comida de las bodas se llamaba cubierto… Yo recuerdo que lo pasé mal en esa situación, si me lo hubiesen explicado me habrían evitado ese mal trago, aunque gracioso para los adultos, porque claro como cualquier mamá cuando su hijo tiene alguna ocurrencia que considera graciosa, no puede callarse y tiene que ir contándolo a todo el mundo… Cosa que a mi como nene no me hacía nada de gracia y lo volvía a pasar mal 😦 cada vez que lo contaba.

Lo bueno es que la memoria de mi madre no era muy buena y al final esta anécdota sólo la recuerdo yo 😉 .

Cómo decía al principio, nuestro mundo puede ser muy distinto al de nuestr@s peques y vivimos a un ritmo diferente, nos cuesta ponernos en su lugar, en sus miedos, y lo peor… Podemos contar cosas que nos parecen graciosas pero a ellos no tanto y sienten que se les pone en ridículo.

 

Según crece mi nene, la aventura cada vez es más emocionante 😉 …

Objeto indispensable para el Peque (Torre de aprendizaje II)

En una de las primeras entradas del blog, explicaba como fabriqué al Peque una torre de aprendizaje, y como es un objeto que se ha convertido casi en algo imprescindible en casa… He decidido dedicarla una segunda entrada.

torre

Hay que tener presente que cada niño es un mundo y su mamá y papá también. Tras estos meses siguiendo varios blog he visto muchas listas de «imprescindibles» que contienen cosas que para nosotros también lo han sido, pero otras que no lo han sido y que si ahora pudiéramos volver al pasado ni las compraríamos, bueno realmente nos las regalaron… Pero pediríamos que nos regalasen otras cosas. Por ejemplo la bañera alta la hemos utilizado menos de 10 veces como bañera, pero si la hemos sacado partido como cambiador… Ahora compraría un cambiador con cajones en vez de esa bañera. Otra de las cosas que hemos utilizado una vez (pero la hemos paseado mucho 😉 ) es la trona portátil que se pone en una silla y se ata a ella… Si alguna vez hemos comido en algún bar, pedimos allí la trona, si íbamos a casa de mis padres le dábamos de comer cogido, en casa de sus otros abuelos tiene otra trona y ya come en una silla normal sentado en un cojín… Un regalo que cuesta una pasta y casi no hemos utilizado. Esto no quiere decir que si algún día tenemos otro nene a lo mejor si utilizamos esta trona, la bañera seguro que no.

Pues después de esta larga introducción os voy a contar como ha ido metiéndose la torre de aprendizaje en nuestras vidas… Cuando la hice al Peque le encantaba meterse dentro, ¡estaba todo a su altura! Te propongo un experimento, siéntate en el suelo de la cocina y mira a la encimera y todo lo que te rodea… Está muy alto, ¿verdad? Pues eso es lo que ve un nen@, todo se escapa de su alcance de su vista… Y en su etapa de descubrimiento tiene que ser incomodo, pues aquí entra la torre… Le pone a una altura más que aceptable, puede ayudar en la cocina y lo mejor de todo para l@s mamás y papás «miedosos» como yo, se reduce un montón el riesgo de caerse 😀 .

Al poco tiempo de tenerla, ya empezó a señalarla cada vez que entraba en la cocina, para que le subiéramos a ella. La que hice no está preparada para que pueda subir y bajar el solo, pero debido a mi miedo prefería que fuera así, ahora que ya es más grande estoy pensando modificarla quitando la madera trasera y utilizarla para hacer un escalón, pero todavía no estoy seguro…

Después de estar en la torre cada vez que estábamos en la cocina, empezó a querer desayunar subido en ella, ya no hay manera que desayune en otro sitio… Esto es más o menos normal porque tanto Mami como yo desayunamos allí  (en la cocina no en la torre 😉 ) . Después del desayuno empezó con las meriendas… Ahora es llegar la hora de merendar, se va a la cocina coloca la torre en su sitio (la guardamos en un rincón ya que por temas de espació no la tenemos siempre puesta) te dice lo que quiere merendar y te pide que le subas a la torre.

Lo último que empezó a pasar al principio del verano, es que las cenas en el salón no las hacía muy bien… Cenaba muy poco y enseguida quería un yogur, pero un día que estábamos preparando la cena (el subido en la torre como siempre) mientras Mami le partía al peque la cena, el empezó a comérselo… Y probamos a cenar en la cocina, ese día cenó genial y empezamos a prueba y error… Si cenábamos en el salón cenaba muy poco y en la cocina cenaba muy bien incluso había días que repetía… Pues no íbamos a terminar mal los días 😉 y empezamos a cenar en la cocina 🙂 .

Durante este tiempo el me ayuda alguna vez a preparar cosas en la cocina subido en la torre, pero suele aguantar entre 20 y 30 minutos. Un día conseguí terminar un plato con el ayudándome 😀 , no fue gran cosa ya que era una ensalada de tomate (o carpaccio de tomate que mola más) pero a mi me supo a gloria aunque el no lo probó 😦 . Yo partía el tomate, el lo colocaba en el plato y luego le hechó orégano, ajo picado y pimienta:

tomate2

Como veis para nosotros se ha convertido en un elemento casi indispensable, nos podríamos apañar con una banqueta, por ejemplo esta:

banqueta

Pero como he comentado soy miedoso y tendría que estar mucho más pendiente de él.

La torre es una de las cosas que tengo en la cabeza para un posible regalo a familiares o amigos, cuando sean mamá/papá (eso si, la cocina de la mami y el papi no debe de ser pequeña) ¿Crees que puede ser un buen regalo? ¿Tu hijo te ayuda en la cocina?

 

Esperemos que nuestra aventura no nos termine llevando a comer también en la cocina… Siempre 😉

Tengo miedo a… #ElTemaDeLaSemana

Una semana más participo en #ElTemaDeLaSemana de los @papasblogueros, esta vez el tema propuesto me parece muy interesante Tengo miedo a...

Al contrario de la semana pasada, que me costó bastante pensar en un recuerdo que me ayudara a salir adelante, este tema me resulta muy fácil… ¿Te acuerdas del cuento de Juan sin miedo? Pues yo no me llamo Juan, y si tengo miedo a muchas cosas… Sigue leyendo

Los que se pelean se desean

gati2

 

En uno de los primeros post del blog te contaba que nuestro Gati se quedó en su casa, y como vivimos la «presión» de nuestro entorno, sobre que iba a pasar con el peludín cuando naciera el Peque…

 

Una Mama Grinch ha tenido una idea genial, y es crear un carrusel para contar nuestras experiencias de animales con bebés, puedes leer todos los post aquí:

Sigue leyendo

Yo fui criado en una Tribu en Madrid

tribuComo dice el título yo fui criado en una tribu, pero no me imagines con plumas en la cabeza y taparrabos 😉 que es lo que me suele pasar a mi cuando oigo la palabra tribu, lo primero que pienso es en películas del oeste en las que aparecen indios con plumas, arcos y flechas.

Cuando comenzó nuestra m-p-aternidad, y como pone en la introducción del blog, empezamos a leer, informarnos y descubrir metodologías alternativas como  Montessori.  En esta búsqueda y aprendizaje encontramos que se habla mucho de la tribu. Hace unos días, en los medios de comunicación se está hablando bastante de eso de criar en tribu, debido a una entrevista que han realizado a un personaje político, hay comentarios de todo tipo sobre esa entrevista en los que no quiero entrar.

Yo voy a contaros que es para mi la tribu y según lo que pienso, yo fui criado por una y puede que tu también 😉 a ver que opinas… En uno de los primeros post, ya hacía referencia a la tribu, al contarte como estábamos cambiando nuestro vocabulario… Cuando era pequeño, mi tribu estaba compuesta principalmente por mi familia (padre, madre, herman@s, abuel@, tí@s y prim@s), pero también por un gran número de vecinos, de compañeros de clase, de amigos, etc.

Había veces que si por cualquier motivo mi madre no podía ir a recogerme al cole o se retrasaba, no había problema (recordemos que no existían los móviles) alguna mamá de algún amigo, que viviese al lado mío o un poco más lejos, me llevaban a casa, todo el mundo utilizaba el mismo camino por lo que era imposible no cruzarse. Hay estaba parte de mi tribu… Al salir del colegio existía una seguridad y una tranquilidad, de que a ningún niño le podía pasar nada porque estaba la tribu con el.

Cuando estábamos en la calle y nos llamaba una madre para merendar no daba sólo a uno la merienda, daba a unos cuantos ;), que eran parte de la tribu… Si nos escapábamos a jugar algo más lejos de lo que nos permitían, la primera madre que se diese cuenta… Iba en busca de TODOS y nos devolvía con la correspondiente bronca a nuestras respectivas madres, aunque no me gustaba que me regañasen las mamás de mis amigos, no pasaba nada porque eramos todos parte de la tribu…

Podría poner muchos más ejemplos, de como fui criado en tribu y contarte más anécdotas, pero mejor te voy a contar lo que estamos viviendo con nuestro Peque. Ahora es más difícil, sobre todo en las ciudades, este tipo de crianza, nosotros estamos intentando formar nuestra tribu y está costando, creo que una de las posibles causas es que ahora se utilizan mucho los coches, hay niñ@s que puede que vayan a la guarde, al cole, actividades extra-escolares, etc. Cerca de los abuelos o del trabajo del padre o madre, en vez de cerca del domicilio familiar… Cuando yo era pequeño a todos los lados íbamos andando… Aunque esto pueda ser una dificultad a la hora de formar parte de una tribu,  nosotros seguimos intentándolo, una de las cosas que realizamos es, cuando podemos, asistir a actividades y talleres que hay cerca de casa (para algunas hay que coger el coche 😦 ) y poco a poco en algunos sitios nos empiezan a conocer como «la mamá de…» y «el papá de…» que hablaba en el post de hace dos días 😉 .

Una vez que he intentado explicar que es para mi una tribu, a continuación pongo las acepciones del diccionario:

tribu 
Del lat. tribus.
1. f. Cada uno de los grupos de origen familiar que existían en algunos pueblos antiguos. Las doce tribus de Israel.
2. f. Grupo social primitivo de un mismo origen, real o supuesto, cuyos miembros suelen tener en común usos y costumbres.
3. f. coloq. Grupo de individuos con alguna característica común, especialmente las pandillas juveniles violentas. Las tribus urbanas.
4. f. Biol. Cada uno de los grupos taxonómicos en que se dividen muchas familias y que, a su vez, se subdividen en géneros.

Lo que yo he contado no se encuentra dentro de ninguna acepción de las anteriores, pero se parece algo a la 4 😉 y la parte de la 3 «Grupo de individuos con alguna característica común». Según mi idea de tribu, hoy se ha reducido a la acepción 1 que es la familia, papá y mamá y con suerte abuel@s, tí@s y prim@s.

Sobre el comentario que hizo el personaje político, como he dicho no quiero entrar, he visto los pocos minutos que habla por ver el contexto de esos comentarios. Creo que se ha empezado a opinar en los medios de comunicación sin mirar o preguntar a que se refería, tampoco creo que para ella la tribu sea lo mismo que para mi, pero pienso que no se refiere estrictamente a tener hijos, para que después sean los demás quienes eduquen y críen, como se hacía hace muchísimos años y todavía puede que se haga en alguna tribu que por ejemplo se pueda encontrar en mitad de la selva (pero esto es mi opinión). Cuando lo escuché la primera vez en la radio me dio la sensación de que se ha comenzado a hablar, escribir y manipular la opinión de la gente. Creo que puede ser un comentario desafortunado que está fuera del contexto de la entrevista, no sé que piensa esa persona de lo que es una tribu o incluso puede que simplemente, como está de moda en algunos círculos eso de criar en tribu, lo ha soltado… Es una opinión y hasta que no vea la entrevista completa no terminaré de sacar nada en claro…

Por el momento yo estoy contento de que me haya criado una tribu 😀 , y para ti ¿qué es una tribu? ¿Crees que fuiste criad@ en tribu? ¿Tu hij@ forma parte de una tribu?

 

Seguimos en esta aventura de criar con o sin tribu…

Recoger ¿una aventura o no tanto?

A ningún niño le gusta “Recoger”, nuestro Peque suele tardar un rato en hacerlo como te contaba en una entrada sobre el tiempo, la velocidad y el espacio, la semana pasada me sorprendió estaba jugando en la cocina y tenía todo por el suelo, yo salí de la cocina y al poco vino el detrás de mí. Cuando iba a decirle que recogiese me llevé una sorpresa: Sigue leyendo

Señor, me pasa la pelota!!!

pelotaCuando era pequeño recuerdo que quería ser grande probablemente porque me lo transmitían así… Ahora a mi Peque le preguntamos que como es de grande, cuando hace algo de “mayores” y levanta las dos manos… No sé si estaremos haciéndolo bien, pero esto sería otro post 😉 .

Mientras fui o mejor dicho se me consideraba un niño, quería seguir creciendo y llegar a ser mayor. Esto duró más o menos hasta los 18 años, que en España coincide con la mayoría de edad y también es cuando comencé mis primeros trabajos en verano, en mi casa si trabajas ya eres mayor 🙂 . Sigue leyendo

Diccionario PapaBichoRaro – PequeBicho

cropped-testmanual.pngUna de las primeras entradas era como Mami y yo empezamos a cambiar y ampliar nuestro vocabulario. Pues ahora que el Peque está creciendo cada vez empieza a ser más fácil comunicarse con él, pero claro el no habla el mismo idioma que el resto de la familia el sabe otro idioma… Y hemos tenido que estudiar mucho hasta hacernos expertos del idioma PequeBicho, por ello voy a crear el diccionario PapaBichoRaro-PequeBicho. De esta forma tu y cualquiera que lo lea se podrá comunicar más fácilmente con nosotros 😀 . Sigue leyendo