Es hora de cambiar las pilas

Hace tiempo tenía pendiente escribir sobre las pilas, ¿por qué puedes preguntarte? Porque las que tiene mi Peque son nuevas y las mías ya tienen unos años…

movil2

Un día me di cuenta que me está ocurriendo como las baterías de los móviles, que con los años y las recargas se empiezan a «estropear», te voy a explicar como lo veo.

Cuando te compras el móvil te dicen que las primeras veces tienes que hacer cargas completas y de unas 8 horas y siempre, siempre con las baterías descargadas (he vendido móviles y nadie me supo explicar porque 😉 ). Mi Peque, que siempre fue muy dormilón cuando era bebé le pasaba eso, se despertaba, jugaba un poco, comía, aires y se acababan las pilas unas cuantas horas durmiendo (no te digo cuantas 😉 por si acaso tu no puedes o no has podido dormir unas horas considerables seguidas) para cargarlas y repetíamos las mismas cosas.

Con el tiempo, como a lo móviles le empiezan a durar un poquito más la batería, esto ocurre porque el móvil ya le conoces bien y dejas de estar tanto tiempo enganchado a él 😛 , pues lo mismo le está pasando ahora a mi Peque ahora aguanta mucho más despierto con unas energías que no veas y después de un día agotador… Cuando ya ha gastado la batería completamente, a dormir y a recargarla. Todavía hay que hacer una recarga a media tarde, sobre todo en verano con los calores que hemos pasado… Todo esto al final, con una carga nocturna será suficiente para aguantar todo el día…

Pero mis baterías ya tienen muchas cargas, como la de mi móvil… Que juego un poco al Candy Crush y últimamente a Pokemon Go y la tengo que estar cargando continuamente, pero como está «cascada» también se carga antes… Me tumbo 5 minutos en el sofá y estoy listo para jugar otras cuantas partidas a los juegos que quiera mi Peque… Luego se descargan, otra carga de 5 minutos y así todo el día 🙂 hasta que llega la noche… Hay veces que me encuentro con un gran problema, como las noches cuando se me olvida conectar el cargador, y me levanto a mitad de la noche y lo enchufo… Suena el despertador (puede ser el del propio móvil o mi hijo haciendo el sonido de un gallo…) y oh no! la batería no se ha cargado completamente… Y puede que ese día no tenga ningún «enchufe» para cargarla…

¿Y en tu casa? ¿Cómo andáis de batería? ¿Las tenéis que cargar mucho?

Nos ponemos unas pilas o baterías nuevas para seguir con nuestra aventura después de este verano…