¿Cuándo te sentiste padre?

Si esta pregunta la haces en un grupo de padres seguro que obtienes un montón de respuestas…

  • Cuando vi las dos rallitas
  • Cuando sentí la primera patada
  • Cuando le compré su primera ropita, peluche, etc.
  • Cuando le tuve en brazos

Cada persona se siente padre en un momento distinto, y algunos (como me ocurrió a mi) esta sensación la tienen más de una vez… No porque la paternidad te descubra en cada momento que es ser padre, es porque te borran ese “título”.

Hoy es el día de la Muerte Gestacional y Perinatal, un día para visibilizar estas perdidas que tantas veces intentan ser tapadas.

Un año más desempolvo el teclado, y vuelvo a hablar de esto, que nadie debería vivir y que la sociedad intenta silenciar.

Respondiendo a la pregunta ¿Cuándo me sentí padre? En mi caso la primera vez fue cuando me enteré que había una vida dentro de la tripita de mi mujer. Me inundó una sensación muy rara que nunca me había pasado, era una mezcla de ilusión con miedo, con muuuucho miedo, en ese momento me surgieron las dudas ¿seré buen padre? ¿me habré precipitado? ¿?¿?¿?

Pues estuve casi 39 semanas sintiéndome padre, cada vez que ponía la oreja en la barriga de la mami, cuando ponía la manita y me daba una patada, en cada compra, montando su habitación, su cuna, su carrito… Y de repente ante las molestias de mi mujer, va al hospital… Yo salgo corriendo de trabajar y al llegar me soltaron la desgarradora frase de “no hay latido”… No podía asimilarlo, veía a mi mujer llorando y sólo pensaba en consolarla, y pensaba/deseaba que eso fuera un error del aparato y realmente mi hijo siguiera con vida.

Yo me seguía sintiendo padre, un padre con mala suerte y que el final no había sido el esperado, había sido una puñalada que me daba la vida… Pero yo me sentía todavía PADRE.

Pasaron los días y me di cuenta que la sociedad quería evitar que yo siguiera siendo padre y me empezó a poner la zancadilla, fui al registro y mi dijeron que ya no podía registrar a mi hijo, que el libro (cuyo nombre no quiero acordarme) donde antes se registraban ya no se usa y si quiero podía dejar allí el papel que llevaba que lo pondrían en una estantería, ese papel donde en lugar de poner el nombre de mi bebe pone “Hijo de…” y el nombre de su madre, yo no aparezco por ningún lado, es como si me chillaran ¡NO HAS SIDO PADRE!

Y esto no acaba aquí… Cuando voy a INSS para preguntar sobre mi baja por paternidad, mi sorpresa es que no se considera que sea padre… Y no tengo derecho a ninguna baja porque ¡NO HE SIDO PADRE! Para que me considerasen papá mi hijo debería haber permanecido con vida 24 horas después de nacer… 24 horas, no entiendo porque ese tiempo y no 1 hora o 1 semana… Pero eso da igual, yo fui padre y me lo querían borrar…

Con un papel que pone “Hijo de…”, me encontré sin fuerzas ante una sociedad que no quería que mi hijo existiera, querían borrarlo y si no hay hijo no hay padre… Con tantas trabas y el dolor de hablar de el, al final llegué a sentir que yo no había sido padre… Que esas 39 semanas no contaban para nada y estaba como al principio… Un hombre buscando ser papá, pero con una diferencia… La ilusión se había transformado en miedo…

Con todo esto cuando pasados unos meses, volvemos a ver las dos rallitas ya no me sentía padre… Tenía tanto miedo de volver a pasar por todo otra vez que el miedo tapaba la felicidad, la ilusión, y todos esos sentimientos que tiene un padre primerizo, porque aunque para la sociedad yo fuera un padre novato… Realmente no era así, yo había sido padre y me habían hecho olvidarlo…

Y tras todo esto ¿Cuándo me sentí padre? (otra vez), fue cuando cogí a mi segundo hijo en brazos y vi que esa vez todo salió bien, y parece que para la sociedad ahora si era padre… Yo ahora soy y me siento un papá de tres, de una estrella que se marchó antes de tiempo y dos soles.

Un abrazo a todos los papás que han pasado por alguna situación parecida, los papás también lloran y debemos hacerlo muy alto, ya que la sociedad se empeña en no escucharnos.

Enlaces externos relacionados con este tema:

Colaboración con Umamanita:

Entrada en papásblogueros:

Enlaces en este blog relacionados con el duelo:

https://papabichoraro.wordpress.com/2019/04/03/6-anos-de-duelo-y-sigue-doliendo-igual/

https://papabichoraro.wordpress.com/2019/03/19/padres-invisibles-mespadre/

https://papabichoraro.wordpress.com/2018/10/15/cuando-te-vuelvo-a-ver-me-haces-sentir-mal/

https://papabichoraro.wordpress.com/2018/04/22/mi-hijo-no-es-un-arcoiris/

https://papabichoraro.wordpress.com/2018/03/18/feliz-o-infeliz-dia-del-padre-que-es-para-ti/

https://papabichoraro.wordpress.com/2018/02/16/duelo-i-fase-de-negacion-es-verdad/
https://papabichoraro.wordpress.com/2018/02/23/duelo-ii-fase-de-ira-buscando-cumpables/
https://papabichoraro.wordpress.com/2018/03/02/duelo-iii-etapa-de-negociacion-y-recuerdos/
https://papabichoraro.wordpress.com/2018/03/09/duelo-iv-etapa-de-dolor-depresion/
https://papabichoraro.wordpress.com/2018/03/16/duelo-v-etapa-de-aceptacion-continuar/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .